sábado, 13 de noviembre de 2010

Análisis de la línea de cuatro en zona

Si usted juega de defensor central o simplemente le gusta la táctica en el fútbol y prioriza siempre una buena defensa, esta publicación le puede servir. Desde el blog elultimohachazo.blogspot.com se publicó una entrevista a Néstor Fabbri, uno de los grandes centrales que tuvo el fútbol argentino. Y en ella, el ex jugador de Boca, Racing y Estudiantes, entre otros equipos, dejó algunos conceptos sobre como deben jugar los zagueros.

Sin misterios, aseguró que lo principal es saber defender y destacó la importancia de saber salir jugando para entregarle la pelota redonda a los centrales. Pero además, se refirió a los distintos sistemas que puede utilizar una defensa, según el entrenador. Aquí es dónde aparece el aporte desde tacticaenelfutbol.

Una forma es jugar con tres centrales en el fondo. Este tipo de defensa ya la hemos desarrollado cuando hablamos del sistema 3-4-1-2 que utiliza el bichi Borghi en Boca. Por eso, la idea es enfocar este texto en la línea de cuatro y en una de sus variantes, la marca en zona. Quedará para otra oportunidad la defensa hombre a hombre.

Lo más normal en el fútbol moderno es ver que las defensas juegan en zona. De esta manera, se custodia mejor el espacio y no se deja librado al mano a mano todo el sistema defensivo. La idea es que cada jugador tome la marca del rival que ocupa su zona y además, en el caso de que los laterales pasen al ataque, los centrales deberán cubrir sus espaldas. Cuando el zaguero sale a cortar sobre los costados el resto de la defensa deberá escalonarse para no dejar huecos.

Hay dos maneras de cubrirlos. Tomando como ejemplo al primer central, si este cubre la espalda del 4, el zaguero izquierdo deberá cubrirlo a él y el lateral izquierdo deberá cerrarse hacia la zona del 6. La banda quedará a cargo del carrilero izquierdo. Quizás, otra posibilidad es que el volante central se corra unos metros para atrás y cubra el puesto del zaguero. Esta opción puede tenerse en cuenta siempre que el equipo tenga dos volantes centrales. Sino el medio del campo puede quedar demasiado libre.

Lógicamente que la cobertura tiene que ver también con el jugador rival que ocupa el hueco. Porque si el que intenta aprovecharlo es un delantero, lo más normal es que lo cubra el segundo central. Ahora, si el enganche se adelanta seguramente el que deberá seguirlo es el 5. Lo mismo si alguno de los carrileros mete la diagonal. En ese caso, es muy probable que lo siga el propio carrilero o que venga acompañado por el lateral que esta retrocediendo.

Lo que nunca debe hacerse, como se ve en la foto de un entrenamiento del Atlético Madrid aquí arriba, es marcar en la línea. Porque de esa manera facilita el trabajo de los delanteros debido a que si le gana la espalda a uno de los defensores se la habrá ganado a todos. Es verdad que hay entrenadores que disponen una defensa en línea para intentar dejar en offside a los rivales. Es un arma de doble filo.
De cualquier manera, cómo bien lo aclara Fabbri en elultimohachazo.blogspot.com, el que decide todas esas cosas es el entrenador. Será él quién disponga que sistema defensivo se va a usar y cómo será la manera de relevarse. La realidad marca que con entrenamiento y buenos intérpretes se pueden conseguir resultados con cualquier sistema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada