domingo, 12 de septiembre de 2010

La WM: un sistema táctico que revolcionó el fútbol


El fútbol, como lo conocemos hoy, comenzó a gestarse en 1863 cuando en el Trinity College de la Universidad de Cambridge se presentó el primer reglamento para ordenar la actividad. Pero antes, en 1860, se había decidido que el fútbol se jugara 11 contra 11 y sólo con los pies, aunque a un jugador le reservaron el uso exclusivo de las manos. De esa manera, se separaba definitivamente del rugby.

Las tácticas comenzaron a evolucionar lentamente. Al principio, los equipos jugaban con el arquero y diez delanteros. También había algunos que ponían un defensor. Pasado a números, cómo usamos hoy, sería un 1-9. En ese momento, la idea pasaba por intentar atacar todo el partido en busca de goles. Con el correr del tiempo, la parte defensiva empezó a tener mucha importancia y así llegamos a los sistemas que conocemos en la actualidad en los que defender es, en muchos casos, más importante que atacar. Pasamos de equipos que jugaban 0-10 a equipos que juegan de visitante con un solo delantero.

Durante la evolución de los sistemas tácticos apareció uno que marcó una época: la WM. Fue el entrenador inglés Herbert Chapman el que creó e hizo famosa esta táctica utilizándola en el Arsenal. Consiguió ganar cinco Premier League y dos Copas inglesas entre 1930 y 1938. La razón por la que decidió crearla fue por la modificación de la regla del offside, en 1925. Antes para que un jugador estuviera habilitado tenía que haber tres jugadores entre el delantero y la línea de fondo. El cambio llevó ese número a dos jugadores para favorecer a los atacantes. La defensa con dos hombres con la que se jugaba en ese momento (el sistema era un 2-3-5) se hizo muy vulnerable por eso Champan decidió modificarla.

La WM era, en números, un 3-4-3. La clave del sistema eran los cuatro mediocampistas que formaban lo que se denominó “cuadrado mágico” y que tenían la responsabilidad de organizar el juego del equipo. El centrodelantero era el que ordenaba la línea de ataque. En la mitad de la cancha, los dos volantes más retrasados tenían la función de marcar a los dos interiores rivales (los interiores jugaban en una posición muy cercana a la que juegan los enganches hoy). De a poco, comenzaron a utilizarla todos los equipos.

Para tener un parámetro de cuánto tiempo se usó, basta con ver cómo jugaban las selecciones en los mundiales. En 1938, en Francia, la táctica que predominó fue la 2-3-5. Pero algunos países ya jugaban con la WM. El siguiente Mundial se jugó en 1950, después de que finalizara la Segunda Guerra Mundial. En Brasil 50 el sistema por excelencia fue la WM. En Suiza 1954, siguió siendo predominante la WM pero la selección de Hungría utilizó un 4-2-4. Ese sería el sistema que causaría furor en Suecia 1958. Haciendo la cuenta rápidamente, la WM estuvo vigente durante 16 años. Por lo que, sin ninguna duda, se puede decir que marcó una época.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada